MKT

¿Poner a competir a los colaboradores? Te decimos si esta estrategia funciona

Uno de los principales retos a los que se enfrentan los jefes en la actualidad es cómo mantener motivados y productivos a sus colaboradores. Una de las estrategias utilizadas por las organizaciones es generar la competencia laboral entre los trabajadores. ¿Es este uno de los modos correctos para impulsar a los empleados con la finalidad de que sean más productivos? En las siguientes líneas trataremos de resolver esta interrogante.

Harvard Business Review comenta que, si bien la competencia entre empleados, puede aumentar considerablemente la activación fisiológica y psicológica, puesto que el cuerpo y la mente se sentirán mucho más motivados para cumplir con las tareas que deben realizar cotidianamente, no es el único modo de generar productividad.

La competencia entre los empleados se puede lograr por medio de programas de incentivos (lo cual es muy recurrente en el mundo de las ventas, pues regularmente quien consigue un mayor número de conversiones suele llevarse un bono); sin embargo, también sucede que hay empresas que motivan la competencia laborar por medio de los ascensos y de los aumentos de sueldo.

Sin embargo, ¿es esta la manera correcta de incentivarlos?
De acuerdo con datos de Forbes México, la competencia entre empleados, al menos a largo plazo, genera no sólo estrés, sino que también provoca que los colaboradores se sientan miserables y frustrados.

Los empleados que no logran ganar (o al menos no lo hacen con regularidad) no sólo se sentirán muy frustrados por no poder llegar a la meta, sino que también comenzarán a generar estrés. El medio informativo acierta al comentar que en este tipo de ambientes difícilmente se puede aumentar tanto la productividad como la felicidad de los colaboradores.

Además, ¿la competencia entre los colaboradores se debe utilizar en todos los tipos de negocios? Si bien, y como ya mencionábamos, este tipo de estrategias resulta funcional en el mundo de las ventas, cuando se utiliza en equipos donde hay mucha solidaridad o los integrantes están muy unidos, puede ser contraproducente, puesto que, además de generar incomodidades entre colaboradores, puede hacer que, para no perjudicar a algún integrante, se baje la productividad, de acuerdo con datos de Kellogg Insight.

Fuente: InformaBTL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s